Humanidad como un virus.

El planeta tierra es un gran conjunto de ecosistemas  en los que se desarrollan distintas formas de vida así como toman forma cantidad de paisajes impresionantes, lugares donde la naturaleza y la vida convergen para crear parajes impresionantes. Esta convergencia se ha llevado a cabo de una manera incesante y dinámica por millones de años. Así como ha ido tomando forma este planeta, han surgido desde niveles microscópicos distintas formas de vida, poblando y nutriendo la diversidad. La evolución a lo largo de los años ha hecho madurar a estas especies, volviéndolas más complejas y capaces de sobrevivir a su entorno.

 

A lo largo de esta evolución aparecieron homínidos, y con los años aparecieron los humanos a partir de ellos (homo sapiens); El hombre, el ser de mayor intelecto y poseedor de la razón. ¿Qué significa la aparición de este ser?, ¿acaso son una bella creación más de la naturaleza?

 

Desde que el hombre ha entrado en escena, ha ejercido su dominio y ha dejado muy clara su supremacía sobre los demás seres vivos. ¿Para qué? La historia nos provee la respuesta a esta pregunta. El hombre domina y consume como si no hubiera un mañana. Desde la revolución industrial el hombre ha explotado el potencial de las máquinas que crea con el fin de consumir aquello que la naturaleza ofrece, sobreexplotándola. Construimos industrias, destruimos bosques, contaminamos océanos, cazamos por placer, desollamos animales para nuestra estética…….

 

En resumidas cuentas, el hombre es al planeta como un virus a un organismo.

 

Puede que nuestra biología y nuestro físico revelen que somos simples y comunes mamíferos, pero nuestra psicología / pensamiento nos indica que actuamos como unos virus que consumen a su huésped hasta inducirlo en la muerte. Un virus es un organismo parásito que necesita de su huésped para vivir; utiliza los recursos de su huésped, se reproduce gracias a lo que toma de él y a lo largo de su estadía provoca estragos y eventos biológicamente catastróficos, hasta haberse adaptado a su huésped. Cuando se hubo adaptado, vive en relativa armonía con el medio que invadió y solo causa estragos menores.

 

El hombre ha utilizado a la naturaleza, al planeta, para sobrevivir en base a los recursos que ésta ofrece, sin embargo los explota sin tregua, nos reproducimos a un ritmo exponencial y hemos causado un considerable desequilibrio en los ecosistemas que nos rodean. La duda que me acosa es si la humanidad conseguirá alcanzar el equilibrio con su medio ambiente, o si el planeta perecerá a mano de los duros estragos que le causamos.

 

La sociedad moderna tiene cierta mentalidad de que para ser felices debemos tener más, poseer bienes materiales. Es un consumo compulsivo que es una de las principales razones de la degradación ambiental, debido a que gran parte de los productos del mercado están diseñados para ser desechables, pero claro todo esto está bien, tenemos que comprar; nos inventamos necesidades superficiales y redundantes. La sociedad que hemos creado ha tomado vida propia, crecemos con la televisión, y nuestro cerebro simplemente absorbe como una gran esponja todas aquellas ideas con las que nos bombardean. Nosotros somos un producto de una sociedad desequilibrada que nos ciega con la idea de que sólo somos útiles si apoyamos este desangre de la naturaleza, somos útiles si producimos, somos útiles si consumimos. Y para acabarla no sólo consumimos, aquello que utilizamos se vuelve de alguna manera un residuo que despreciamos y aumenta todavía el impacto que causamos.

 

Nos asentamos, nos desarrollamos hasta que no quedan recursos, entonces la única manera de vivir sería movernos a otro lugar donde haya recursos y consumirlos. Ese ciclo seguirá repitiéndose hasta que, sin habernos dado cuenta, no tendremos ese otro lugar al que movernos que tenga lo necesario para vivir… ¿Entonces qué? ¿Lamentarnos por nuestra ceguera y perecer?

 

Nuestro planeta es un gran organismo, diverso y bello, pero está enfermo por nosotros y de nosotros. Es un organismo que trata de librarse de nosotros, de la enfermedad. ¿Cómo se libera un organismo de un virus, de un ser que no es consciente del daño que provoca? En caso de nosotros los humanos, poseemos un sistema inmunitario que presenta distintas defensas y maneras de eliminar a estos agentes. En medida que transcurre el tiempo, nos percatamos que incrementan los desastres naturales, el medio ambiente y otros seres se vuelven hostiles, ¿Por qué será? Huracanes, terremotos, incendios, tornados, calentamiento global, todos los desastres naturales son señales de esto. De cierta manera, son los anticuerpos de la Tierra.

 

Pero todo esto nosotros lo vemos como retos para seguir, para no parar, para continuar con más razón nuestra gran civilización. ¿Cuándo llegará el momento en que nos detengamos a pensar en qué estamos haciendo? ¿Cuándo seremos realmente conscientes?

 

La solución está dentro de nosotros, somos capaces de inducir el cambio para bien, pero el verdadero problema es ver, y para ver tenemos que cambiar a los demás o empezar de cero, y eso… eso será un proceso doloroso si no lo logramos a tiempo.

 

Es deprimente, me siento culpable, todos somos parte de esto, todos lo causamos. Al parecer no somos las criaturas tan magníficas que creemos ser, no tenemos más derecho a vivir que cualquier animal, planta, cualquier organismo. Somos un virus que infecta y se propaga.

Advertisements

About Evil Milkman

This is a blog for multiple kinds of uses, depending on the context and needs that are shown.
This entry was posted in General stuff. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s